domingo, 30 de noviembre de 2008

SIN ACCION NO HAY EMOCION



POR TIERRA MAR Y AIRE.

Hace muchos años que siento la necesidad,de hacer algo que rompa con mi tediosa vida cotidiana.

Los compromisos laborales que han dominado mi vida, me someten continuamente a presiones y estados de ansiedad.

La práctica de deportes extremos es un escape para toda esa tensión acumulada durante la semana.

Las sensaciones de libertad, la visión de los espacios naturales, la práctica de la actividad en si yla emoción que generan estas situaciones me ayudan a soportar los efectos de mi trabajo.

Desde un globo aerostatico, sentí libertad , desde un paracaídas miedo, desde un ultraligero emoci0n , desde una zodiac con olas de 6 metros tensión, desde la cubierta de un barco sumergido a 30 metros sentí paz y alucine con la visión del entorno, desde una piragua por el Sella el DIA de las piraguas, me sentí un guerrero Celta y cada vez que conquisto un pico me siento privilegiado por poder conseguirlo y cuando desciendo de ellas rapelando , esquiando, 0, volando siento la alegría de terminar vivo y si además he salido ileso mejor.



No importa que práctica escojas, lo que importa es divertirte hacien dolo y salir ileso.



Eso! salir ileso ¡ es lo que vamos a intentar desde este blog contándoos las características de cada disciplina.

Intentaremos crear un manual básico, o, un protocolo de actuación que os oriente cuando alguien se enfrente a cualquier aventura de la que no tiene mucha idea.

Os contaremos nuestras experiencias en cada caso para, simplemente ayudarte a que consigas tus retos exponiendo tu integridad lo menos posible.