sábado, 21 de febrero de 2009

LOS PELIGROS DE LA MONTAÑA 2ª PARTE

La sierra de Madrid tiene pocos recursos para la cantidad de visitas que le hacemos los amantes de la montaña.
Si se intuye que mañana hará un buen día puede estar completo su aforo de coches desde las 7 de la mañana de un sábado, o, un domingo.
Si eso ocurre la solución es darse la vuelta, o, patear más de lo previsto y con más equipo.
Puede suponer un peligro pues llegas a la zona más cansado y con el sol degradando la nieve con lo que el riesgo de aludes crece.






Nosotros aparcamos en el merendero de La Isla un poco después del Monasterio del Paular direccion sierra y desde allí emprendimos el paseo por los parajes que siendo rutas sencillas tienen un itinerario largo en direccion a Cotos.
Eso nos dio ocasión de analizar las rutas de la zona que son ideales para ir con la familia de paseo bonito.
Son tranquilas y poco peligrosas, están bien señalizadas y no es necesario equipo.


Si no te sales de la zona.



Al finalizar la excursión de ida y vuelta decidimos intentarlo de nuevo y aunque ya era tarde, las 16,30 h y a esas horas ya no había problemas para aparcar. Decidimos hacer una ascensión por la cara noroeste de Vadesqui dirección Valdemartín-Cuerda Larga
Al principió con raquetas y según nos acercamos a la cumbre pasamos a crampones.
Tuvimos momentos de tensión por la posibilidad de corrimientos de nieve que con el sol dando de lleno propiciaba en algún punto concreto la situación por la acumulación de nieve en algunas zonas de cumbre.
Interesante pateo pero corto pues según hicimos cumbre tuvimos que darnos la vuelta por las horas que se nos hicieron.
Lo interesante del día fue el contraste de las rutas lait de la mañana, a la intensidad de la tarde.
La conclusión es que en la sierra siempre se amortiza el día.


Visita la entrada anterior : LOS PELIGROS DE LA MONTAÑA 1ª PARTE