lunes, 20 de julio de 2009

LUGAR PINTORESCO: SANTIAGO DE COMPOSTELA











Santiago de Compostela, Coruña, Galicia, España

Una ciudad con historia, pasión y misterio.
Estar allí supone hacer un viaje en el tiempo y en el espacio.
Las gentes que nos encontramos vienen en peregrinación de todas partes del mundo.

Paseando por sus calles adivinamos la popularidad de la que gozaba en la antigüedad esta ciudad que esta plagada de monumentos, edificios de arquitecturas magnificas y lo que es más enigmático lugares donde se fraguo la historia de España.

Esta declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO, pero esto es una obviedad
Pues declarada o no es el destino desde la época de la expansión romana de millones de peregrinos que tienen como objetivo visitar esta ciudad en alguna ocasión y seguirá siendo así en el devenir de los días independiente mente de cualquier declaración, o galardón que la otorguen y seguirán sintiendo suya esta ciudad vengan de donde vengan.
No podemos olvidar su tradición de más de 500 años de ciudad universitaria.

Es el final del camino de santiago, la recompensa al esfuerzo realizado que desborda la pasión del peregrino al entrar en la plaza del obradoiro y contemplar la majestuosidad de su catedral.
El éxtasis alcanzado en la misa de los peregrinos con el botafumeiro volando sobre sus cabezas, supone un ritual de purificación premio a los esfuerzos del camino.
Los signos que ha dejado la historia, para que los repitamos a modo de ritual nos hacen participes de la misma, el golpe en la cabeza contra la columna de la catedral, o poner la mano donde se apoyo el santo son algunos de ellos.



En nuestra ocasional visita a Santiago coincidimos con la fiesta medieval y nos cautivo
El ambiente.
Parecía que ese era el estado natural y cotidiano de la ciudad, apunto estuvimos de pagar la caña de cerveza y el pincho de asado con maravedíes mientras escuchamos al gaitero
Interpretar un son céltico cargado de alegría y ritmo pegadizo.
Acudimos asombrados a una exhibición de cetrería y participamos entusiasmados en el tiro con arco.

Este es un viaje que repetiremos, la próxima vez cumpliendo con el ritual del camino desde Roncesvalles y a pata como hicieron nuestros antepasados pero eso será en unos años.



Ver mapa más grande